Confianza en Jesús

Señor Jesús, mis viejas costumbres y también ideas me han transformado en una persona que a veces busca vivir de apariencias, el día de hoy me presento frente a ti con la total convicción de que en Ti está la Vida Nueva que deseo lograr, sumérgeme en el río de tu espíritu y déjame descubrir el reino que tienes dispuesto para mi, déjame pensar y entregarme absolutamente a ti.

 

 
Confianza en Jesús
Sagrado corazon de Jesús, si bien hay ocasiones en mi vida en las que mi corazón está muy adolorido, ayúdame a admitir y comprender que siempre y en todo momento puedo recurrir a Ti, a tu Gran Amor y Clemencia, y que siempre y en toda circunstancia puedo ofrecer a mi prójimo y a mis ofensores clemencia y perdón, no dejes que me pierda en el odio y el rencor, te doy gracias por tu misterio de Amor que aflora de la llaga de tu Sacratísimo corazón y es una fuente eterna de salvación, Amén.

 

 
El Señor de la Clemencia
En estos instantes te solicito Señor Jesús que por favor vengas a anegar de mi corazón, ven Señor, deseo reconocer tus santas llagas y asimismo deseo solicitarte perdón por los días en que la incredulidad y mi falta de amor me apartan de ti, ven Señor, lléname de tu gracia y derrama en mí tu Santurrón Espíritu, ven Señor y renueva mis fuerzas para cumplir fielmente la misión que me has asignado. Amén.

 

 

Confianza en Jesús

Dios se manifiesta siempre y en toda circunstancia de formas muy diferentes, conforme su voluntad, a veces Dios se hace presente en los instantes cuando más frágiles estamos, cuando pasamos por tiempos bastante difíciles en nuestra vida, cuando hemos bajado la guarda, cuando nuestro corazón está quebrantado y en el momento en que nos hemos agotado de cometer equivocaciones y deseamos corregir nuestro caminar, cuando nuestra falta de confianza está al máximo, en esos instantes más que en otros hay que invocar a nuestro Dios, el siempre y en todo momento va a estar presto a asistirnos, el aparecerá RESUCITADO, para dejarnos resucitar con Él. Amén
Jesús Resucitado
Confianza en Jesús – Él siempre y en todo momento va a estar al pendiente de tu esmero en todos y cada cosa que hagas, por más negra y obscura que parezca tu situación, debes continuar atento para oír su nueva instrucción y obedecer su solicitud con el propósito de reconocerlo en todos y cada acto de Amor. Siempre y en todo momento mantente preparado para correr a su encuentro y darle las gracias por su bendición.