La Sabiduría de Dios

La Sabiduría de Dios.- Señor Jesús, en este día te solicito que me dejes renacer a una vida nueva en Dios,  sé que Tú puedes eliminar de mi interior aquellas pesadas piedras que me impiden vivir en el Amor y transmitirlo a el resto, infunde en lo más profundo de mi corazón tu Espíritu Santurrón y de esta manera proclamaré que Tú eres la Resurrección.
La Sabiduría de Dios
No le dejes a absolutamente nadie que te robe la firme creencia de que Jesús es nuestro Mesías y nuestro Salvador, que absolutamente nadie te impida oír y gozar día a día de su Palabra, la que es un mensaje de Amor y salvación, manten firme la pretensión de entender y anunciar a el resto la buena nueva de Dios, vive el gozo y la gran satisfacción de darle la honra y la gloria a Jesús, nuestro Salvador, por todas y cada una de las bendiciones recibidas.

La Sabiduría de Dios

Muchos se afanan en buscar las riquezas o bien la sabiduría del planeta para sentirse superiores a el resto, no obstante la riqueza más valiosa es buscar la sabiduría de Dios, acercarse a Él a través de la oración y conocer su palabra y conseguir la fuerza de Dios, en tanto que la debilidad de Dios es todavía más fuerte que la Fuerza más grande de los hombres, y la sabiduría máxima de los hombres no es ni la más mínima una parte de la sabiduría de Dios, de ahí que hay que afanarnos en buscar la riqueza y la sabiduría que perviven para siempre, la riqueza espiritual, lo podemos lograr acercándonos a Dios.
A lo largo del trascurso de la vida de la humanidad el mal se ha empeñado en estimar aniquilar la Verdad, mas la Verdad está tan segura de lo que viene anunciar que sabe que va a triunfar, pues la patraña tiene un principio y un fin mas quien conoce la Verdad va a vivir en la eternidad. Dios es la Verdad.
Haz Clic Acá para localizar más Oraciones Catolicas Breves
La Sabiduría de Dios, Gracias por compartir estas Oraciones, puedes emplear los botones que aparecen del lado izquierdo o bien abajo en tu dispositivo móvil.
La entrada La Sabiduría de Dios aparece primero en Oraciones Catolicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *