Oraciones Cortitas

Oraciones Cortitas – Jesús jamás se fatigó de predicar y de llevar la buena nueva a todas y cada una partes, le solicitamos a Dios que nos de la gracia a nosotros asimismo para jamás fatigarnos de llevar a Jesús a todas y cada una partes a donde vamos y a donde estamos, que seamos capaces de llevarlo a nuestra casa, a nuestro trabajo, a nuestros lugares de entretenimiento, en resumen, a nuestro día tras día.

 
Oraciones Cortitas
Cuando Jesús llama por vez primera a sus acólitos les afirma que tiren sus redes de pesca y que lo prosigan, que los va a hacer “Pescadores de hombres”. Solicitamos a Dios que nuestra misión primordial, día tras día, sea asistir a todo el mundo a vivir con dignidad y que nos de la argucia para aproximarlos a Dios.
En este día hagámonos el propósito de tener muy presente todo cuanto es virtud, todo cuanto es bueno, todo cuanto es agradable, y lo que es digno de elogio, si  hacemos esto podemos estar seguros de que la paz de Dios protegerá nuestros corazones. Acerquémonos asimismo a Maria, es el trono de la sabiduría y es nuestra mejor consejera.

 

 

Oraciones Cortas

Solicitamos a Dios que no nos falte el pan de día a día, mas que tampoco nos sea preciso la luz de esperanza que nos impulsa a todos a proseguir combatiendo con lo que es bueno y justo. Jesús con su palabra y sus obras da por finalizado el poder del mal en la vida de los hombres que se aproximan a él, sepamos aproximarnos a él a fin de que nos purifique y podamos proseguir siendo personas de bien.

 
Jesús le afirmó al paralítico: “Levántate tus pecados han sido perdonados” el hombre se levantó y le contó a todo planeta el GRAN milagro que recibió. Solicitemos con fe a Dios que nos de la fortaleza para salir de nuestras parálisis, esas restricciones que nos impiden avanzar y que ciegan nuestra psique y nuestro corazón.

 

En la vida no conseguiremos nuestros objetivos sin planear o bien sin meditar ni tampoco si no procuramos estrategias para conseguir la victoria,  no basta solo la buena voluntad, debemos armarnos bien para estar protegidos,  preparar los detalles, podemos utilizar nuestra oración como nuestra mejor arma. El leproso afirmó a Jesús: “Si deseas puedes limpiarme” Vístete el día de hoy de humildad, reconoce que eres pecador, que cometes muchos fallos y solicita al señor que limpie y purifique tu ánima.

 

 

ver los dones del espiritu santo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *