El Salmo 76

El Dios de la Victoria y el Juicio

El cántico setenta y seis refleja la victoria que se tiene tras vencer a los contrincantes. No hay una especificación histórica para saber si se fundamenta en alguna lucha de manera especial, mas puede mencionar al triunfo conseguido de la batalla contra el ejercito de Senaquerib en Jerusalén en el setecientos uno. No obstante el estilo proclama una composición de temporada más avanzada que esa. Este es uno de los cánticos donde el lenguaje es atractivo y jovial, dialecto que se emplea para loar a Dios y a su poder para castigar las malas obras y sus ejecutores.Su división es de 4 fracciones:Yahvé se manifiesta en su monte santoDemostración de su poder tras vencer a los oponentes.Nadie puede evadir su poder.Reconocimiento de su poder.Dios enseña su grandiosidad cuando le sirve al pueblo con su poder. Absolutamente nadie puede atentar contra Israel ni dañar el nombre de exactamente la misma puesto que esta representa la protección y es el pueblo escogido del Señor. En este cántico se vinculan de forma angosta el pueblo de Juda y el de Israel, tal y como si se formara una entidad religiosa por exactamente el mismo Yahvé pese a que se apartan tras la muerte de Salomón. La unión entre ellas se reflejaba en los tiempos de profetas y el salmista lo expresa, que en Salém existe el templo de Dios y que allá ninguna lanza ni arma va a tener efecto en contra de Él, todo va a ser destruido si es en contra suya.En la segunda fracción se prueba la victoria tras la caída de los contrincantes de Juda. Quedó el recuerdo de la intervención divina, de como el ángel había asolado con ciento ochenta mil asirios que no hallaron la manera de defenderse, se durmieron para más jamás despertar. El ejercito de Senaquerib fue derrotado para instruir la conquista de Dios contra los contrincantes.

El Juicio inevitable

El Juicio no puede ser eludido por absolutamente nadie puesto que es una resolución divina, no hay nada sobre una circunstancia de esa magnitud. Por culpa de los insensatos (que son muchos) Dios muestra su ira hasta tal punto que la tierra treme. Diríase que Dios se equipara con las tormentas y que su voz son truenos. El proceso que valora a los malos y a los buenos, se hace para poder castigar a los impíos mas su papel primordial es salvar a los que fueron oprimidos inmerecidamente.Un ejemplo de como podría ser es la manifestación divina que se hizo en la lucha de Israel, de esta forma está claro que Dios no olvida las naciones oprimidas y por consiguiente tampoco olvida a los oprimidos individuales.Al final se proyecta (desde determinado punto de vista salvífico) un tanto más a futuro, mostrando a los príncipes y reyes del planeta, sorprendidos por su derrota, honrando al Dios de Israel. En su impresión y sufrimiento no les queda más antídoto que encarar el poder del omnipotente y horrible, en tanto que no vale de nada resistirse a su soberanía

¿Cuál es el cántico setenta y seis?

SALMO setecientos sesenta y uno Del profesor de coro. Para instrumentos de cuerda. Cántico de Asaf. Canto.2 Dios es muy conocido en Judá,su Nombre es grande en Israel.3 En Jerusalén está su Tienda de campaña,en Sión se levanta su Morada.4 Allá quebró las flechas brillantes del arco,el escudo, la espada y las armas de guerra.5 ¡Tú eres reluciente, imponente!6 Montañas de botín fueron arrebatadas a los valientes,que ya duermen el sueño de la muerte:a los guerreros no les respondieron los brazos.7 Por tu amenaza, Dios de Jacob,quedaron inmóviles los carros de guerra y los caballos.8 Solo eres temible:¿quién va a poder resistir delante de ti al ímpetu de tu ira?9 Desde el cielo proclamas la sentencia:la tierra treme y enmudece,10 en el momento en que te levantas para el juicio, oh Dios,para salvar a los humildes de la tierra.11 Sí, el fervor de los hombres deberá loarte,los que subsistan al castigo te celebrarán.12 Hagan votos al Señor, su Dios, y cúmplanlos;los que están a su alrededor, traigan regalos al Temible,13 al que deja sin aliento a los príncipesy es temible para los reyes de la tierra.   

Quizá te interese