La parábola de La fiesta de bodas

Para bastantes personas es bastante difícil pensar como Jesús fue capaz de llevar las enseñanzas de su padre Dios a cada rincón de la tierra, y como el impacto de esta en la sociedad, no solo a los plebeyos sino más bien hasta los reinos terrenales que se creían dueños y señores de todo cuanto su mirada pudiera lograr, de la que parte el primordial fallo la soberbia.

Enseñanzas o bien reflexiones

Dios el autor hace el llamado de la salvación, mas la sociedad enfrentada entre sí por tener el poder y dominio, se rechazaba a practicar acciones fraternales de esta manera sea con sus iguales, para efectos de categorías. En cualquier escrito de las enseñanzas de Jesús siempre y en toda circunstancia se ha mantenido la idea del hombre para con todos debe sostener acciones de equidad, hermandad, justicia y tolerancia, cosa que no era aplicada.Pese a que en esta temporada no muchos adoptaban o bien pretendían proseguir al que se hacía llamar el escogido, el hijos de Dios, habían muchos seguidores que apoyaban las enseñanzas de Jesús haciéndose llamar sus acólitos o bien practicantes que era los que profesaban los conocimientos de este para con los pueblos, fomentado la creencia en que el instante ya se aproxima, del arrepentimiento y solo los que sean fieles, puros de ánima para con el Padre van a ser escogidos para ir al Reino de los cielos, donde van a vivir la llamada “verdadera vida”.El reino de los cielos es el sitio sagrado, donde desde al nacer hay un sitio singular para cada persona, mas bien se sabe que al nacer ya se es pecador, con lo que las acciones que eso depara en la vida terrenal debe ser remediado por la pureza y devoción del corazón de la persona hacía con Dios guiados por Jesús.Los que sean bienvenidos al reino d Dios, van a ser tratados como lo mismo, hijos dignos de su sitio, ya salvados donde es el instante de vivir en la paz del Padre, ya habiendo asumido los hábitos, los lineamientos y aprendizajes. El sufrimiento para Jesús no existía, este estaban al cociente de que la sociedad era atroz, el irrespeto era el día a día, donde el poder regiría ante cualquier cosa, quien ganara más seria el favorecido.El mismo reino es considerado desde la próxima parábola celebración de Bodas, donde Un rey decide invitar a sus súbditos y sirvientes, mas tras la convidación, esta es rechazada por proseguir estos con sus actividades comunes. El rey ya teniendo la boda preparada toma la acción de atentar contra estas instancias mediante muertes y maltratos. Acá se patentiza como Dios es el único juez capaz de abrirle la puerta del Reino a cualquiera, mas más todavía la injusticia de atentar contra poblaciones enteras por el rechazo de una convidación. Dios va a ser el único capaz de fijar el mesías que ha de ser Jesús, para ser seguido, no obstante exactamente el mismo rey se tomó esta atribución.

La parábola de La celebración de bodas versiculos:

Parábola de la celebración de bodas

22  Respondiendo Jesús, les volvió a charlar en parábolas, diciendo:2 El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo celebración de bodas a su hijo;3 y mandó a sus siervos a llamar a los invitados a las bodas; pero estos no desearon venir.4 Volvió a mandar otros siervos, diciendo: Decid a los convidados: Hete aquí, he preparado mi comida; mis toros y animales engordados han sido fallecidos, y todo está dispuesto; venid a las bodas.5 Pero , sin hacer caso, se fueron, uno a su labranza, y otro a sus negocios;6 y otros, tomando a los siervos, los ofendieron y los mataron.7 Al oírlo el rey, se enojó; y mandando sus ejércitos, destrozó a aquellos homicidas, y quemó su urbe.8 Entonces afirmó a sus siervos: Las bodas a la verdad están preparadas; pero los que fueron invitados no eran dignos.9 Id, puesto que, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos encontréis.10 Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos y cada uno de los que encontraron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de invitados.11 Y entró el rey para poder ver a los invitados, y vio allá a un hombre que no estaba vestido de boda.12 Y le dijo: Amigo, ¿de qué forma entraste acá, sin estar vestido de boda? Pero enmudeció.13 Entonces el rey afirmó a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allá va a ser el sollozo y el crujir de dientes.14 Por el hecho de que muchos son llamados, y pocos elegidos. 

Quizá te interese