La parábola de la semilla de mostaza

Enseñanza o bien reflexión de la parábola de la semilla de mostaza

En esta enseñanza de la semilla de mostaza se puede efectuar una analogía de como dios atravez de fe sembrada en las personas de igual modo que la semilla es sembrada en la tierra, en determinado instante da los frutos.Dios por medio de sus fieles fomentan y promueven la creencia en la palabra, gran labor por la parte de estos quienes infunden la vida de Dios y las enseñanzas que su hijo Jesucristo.No bastantes personas tienen el don de trasmitir la palabra del autor, incluso pero darle la interpretación adecuada en la que se fundamentan dichos escritos, con lo que el desee ser un leal fiel y seguidor de Dios va a deber adoptar el estudio profundo de las enseñanzas de Jesús, como los hábitos que el empleaba bondadosamente y humilde permitiéndole de esta forma tomar el corazón de las personas.También se puede querer que se destaca el hecho de sin importar lo más mínimo el tamaño del comienzo cuando la intensión va de la mano da Dios se transformará en algo magnífico, hete aquí el poder. Bastantes personas no toman en cuenta esto cuando van a empezar cualquier actividad en su vida, se olvidan que ante cualquier proyecto o bien acción tiene que encomendarse a Dios pues solo tiene la contestación y guiase en paso firme si es eso lo recomendable.

Versículos de la Parábola de la semilla de mostaza

Mateo 13:31-58

Mr. cuatrocientos treinta-32

31 Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo;32 el que a la verdad es la más pequeña de todas y cada una de las semillas; mas cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal modo que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.

Quizá te interese