Oración a San Alejo para alejar a Terceras Personas

En este mundo existen matrimonios bastante tranquilos, sin peleas, sin conflictos y sin nada más porqué pelear.  Ocurren otros casos donde el conflicto es lo más sonado en dichos compromisos. Uno de ellos es la interferencia de una “tercera persona”.

Para mantener alejada a dicha persona indeseada para nuestra relación, debemos socorrer a San Alejo.

Dócil y célebre santo,

San Alejo Famoso,

Que tanto sufriste

Y tanto ahogo aguantaste,

Inclusive por parte de tu propia familia:

 

Suplica a Dios por este necesitado pecador

Que requiere tus ayudas modestamente,

Y apela a ti con toda su confianza y espectativa.

 

Mi morada, mi familia, se ven muy damnificadas

Por alguna tercera persona

Que obstruye en mi casamiento.

 

El motivo es muy difícil y pudo lograr, incluso,

A obtener el rompimiento de esta familia,

Que, con mucho amor, hemos desarrollado.

 

No lo admitas, te suplico,

Prestigioso santo,

Conságranos con tu venerable favor,

E interviene ante Dios Nuestro Padre,

Para apartar de nuestras vidas a ese individuo

Y que no logre sus malas intenciones.

 

 

Hazlo por el bienestar de mi familia,

No nada más por mí, asimismo por mis hijos,

Para que logren seguir

Gozando de una familia acoplada,

Donde puedan seguir creciendo

Y fortificando su personalidad,

En la avenencia familiar que tanto requieren.

 

Tú más que nadie sabes

La jerarquía del cariño en familia,

De la consagración que es tan santificada institución,

Como para que, por un deseo efímero,

Pueda permanecer demolido el amor,

La confianza, y principalmente,

La alianza sagrada que es este matrimonio.

 

Retira de nuestro camino a esa persona,

Haz que halle sus objetivos en otros territorios,

Donde no consiga afectar a nadie más,

Establece en su mente la prudencia

Para que pare en sus experimentos

De arruinar los domicilios ajenos.

 

Resguárdanos, San Alejo,

Custodia de nosotros y consagra este hogar,

En el que tanto fervor se te tiene,

Y tanta esperanza en ti ponemos.

 

Amén.