Oración a un amigo difunto

La muerte de un amigo es un momento de mucha tristeza, acompañar a ese hermano a que lo siembren, recordar los buenos momentos, los chistes, las risas, los llantos, luego, ver que yace bajo tierra, que físicamente no está, que pasó a un estado superior de vida, que va a descansar en paz, todos debemos estar conscientes de estos momentos, la vida es finita y mi gran amigo tuvo tiempo de prepararse porque se enfermó y Dios le dio la oportunidad para que se arrepintiera de sus pecados.

Dejas un gran vacío en tu familia y en todas tus amistades, donde tú llegabas te convertías en el centro de atracción con tus chistes, tus canciones, tu manera de ser. Descansa en paz, querido amigo.

Oh Dios, te pido oye nuestra voz
y oración por el descanso del alma
de nuestro deudo “nombre del difunto”,
quien fue un ser noble,
amigo, compañero de ruta,
hombre trabajador
de muy buenos principios,
de buenos sentimientos,
te pedimos Señor brille para él
la luz perpetua, descanse en paz.

Oh Dios todopoderoso,
que todo lo ve, todo lo sabe, estamos aquí
Señor, para rogar por la paz
espiritual de nuestro amigo “nombre del difunto”,
concédele Señor la luz perpetua,
descanse en paz.

Señor ninguno hay como tú,
eres justo, piadoso, misericordioso
te pedimos Señor, así lo sea  con “nombre del difunto”,
quien dejó esta tierra por tu llamado,
va a su encuentro contigo,
recíbelo en tu reino.

Padre celestial, te pedimos humildemente
por “nombre del difunto”,
quien ya abandonó este plano terrenal
y ha emprendido un viaje al cielo,
permítale el descanso en el paraíso,
brille para él la luz perpetua.

Amén.