Oración de la sangre de Cristo para los enfermos

Una de las principales razones para buscar a Dios, es cuando nos encontramos en medio de una enfermedad, le rezamos, pedimos por la salud de la persona que está enferma, con la esperanza de que este, interceda por su sanación.

Son momentos muy difíciles, ya que hay enfermedades muy graves, sin embargo, la fe mueve montañas. Los ruegos, suplicas, oraciones y en especial las esperanzas depositamos en lo divino. Tenemos esperanza de que, si esta enfermedad es de operación, la sangre de Cristo ayudará en este trance, en ese momento, para que se haga el milagro y el enfermo empiece a recuperarse.

Es por eso que nunca debemos perder la fe, la esperanza, siempre nuestras oraciones van a ser escuchadas por Dios y él intercederá por nosotros.

Oración de la sangre de cristo para los enfermos

Vengo a ti padre mío,
escucha la voz de mis suplicas,
sana a “nombre del enfermo”,
cúralo de tan penosa enfermedad.

Te ruego padre mío,
que desciendas, que me des protección
y amparo en estos momentos difíciles
que estoy pasando
por esta grave situación.

Cúbrelo Señor con la Sangre de Jesucristo
para que poco a poco mejore,
sus dolencias vayan desapareciendo,
ya que es una enfermedad muy ruda
con dolores muy intensos,
ayúdalo Señor, a que entre
a una etapa de recuperación.

Oh Padre mío, para ti
todo es posible, todo lo puedes,
si resucitaste de entre los muertos,
liberaste a los poseídos
por el espíritu del mal,
sanaste a tus discípulos,
multiplicaste los panes y los peces,
intercede por nosotros,
sana a “nombre del enfermo”
y que sea liberado de cualquier otro mal.

Líbrame de toda influencia
maligna a mi persona y a mi familia,
líbranos de cualquier sufrimiento, desesperación,
depresión, enfermedades mentales
que dañan nuestra psiquis.

Sáname Señor, sana mi cuerpo,
sana mi corazón, sana mi alma
dame vida y en abundancia
tenga compasión de mis sufrimientos físicos,
de mis heridas emocionales,
que aprenda y me restituya sobre ellas.

Amén.