Salmo 111

Dios cuida de su pueblo

Es un Cántico de Aleluya por las obras de Dios. En el hebreo es un acróstico perfecto, que no apreciamos en la traducción. Este Cántico alaba a Dios por Sus obras y asimismo por Su redención, que es la “nueva canción” que va a ser cantada en el cielo. La canción vieja es la canción de la creación; y la nueva canción, la de la redención. Las dos están en este cántico. La idea que existe actualmente, de atribuir el origen del Cosmos a causas naturales, quita la gloria de Dios, dejando claro que no hay un autor. La redención mentada como una parte del coro que se cantaba que afirmaba “Alabare al señor” que desea decir “Aleluya” forma una parte del poema en donde dicha redención era mandada a su pueblo.Cada versículo ten relación conforme tiene continuidad, de esta manera lo vemos en el número 2 donde afirma que Grandes son las obras del señor, debido a la omnipotencia y sabiduría eterna que exhiben. Siendo estas mayores que la redención, la justicia, el honor y gloria.Recuerda la redención de Israel de la esclavitud egipcia, y el acuerdo de que se habla es el ofrecido a Moisés en el monte Sinaí. La redención acá representa la libertad que Dios les dio a los israelitas de Egipto y el futuro regreso de la cautividad en Babilonia. Asimismo significa recobrar a alguien o bien algo a través de el pago de un rescate. El pecado tenía cautiva a la humanidad, mas Jesús pagó el costo para librarnos: entregó su vida en sacrificio perfecto.Antes de que Jesús se ofreciese en sacrificio por el pecado, no se le dejaba a la gente entrar en la presencia de Dios (el Sitio Muy santo). Ahora, todos y cada uno de los fieles pueden acercarse al trono de Dios de manera libre a través de la oración y de esta manera tener la presencia del Espíritu Santurrón en sus vidas.Este cántico concluye dejando a nuestro comprensión que va a llegar el día en que la redención consumirá las cosas que van a ser puestos bajo el control del Señor y todas y cada una de las naciones redimidas y el planeta va a cantar sus loas. La única forma de llegar a ser realmente sabio es a través de la reverencia a Dios. Esta idea se expresa en Proverbios 1:7-nueve. Muy de manera frecuente la gente desea obviar este paso y considera que puede lograr sabiduría solo por la experiencia que da la vida y el conocimiento académico. Mas si no se reconoce a Dios como la fuente de la sabiduría, no se pueden crear las bases para tomar resoluciones sabias y estamos claramente perdidos cuando cometemos fallos y tomamos malas resoluciones.

¿Cuál es el cántico ciento once?

SALMO mil ciento once ¡Aleluya! [Alef]Doy merced al Señor de todo corazón, [Bet]en la asamblea y en la reunión de los justos.2 [Guímel] Grandes son las obras del Señor: [Dálet] los que las aman desean entenderlas.3 [He] Su obra es esplendor y majestad, [Vau] su justicia continúa por siempre.4 [Zain] El hizo prodigios recordables, [Jet] el Señor es benevolente y clemente.5 [Tet] Proveyó de comestible a sus fieles [Iod] y recuerda eternamente de su coalición.6 [Caf] Manifestó a su pueblo el poder de sus obras, [Lámed] dándole la herencia de las naciones.7 [Mem] Las obras de sus manos son verdad y justicia; [Nun] sus preceptos son indefectibles:8 [Sámec] están consolidados por siempre [Ain] y establecidos con fidelidad y integridad.9 [Pe] El mandó la redención a su pueblo, [Sade] decretó su coalición para siempre: [Qof] Su Nombre es santurrón y temible.10 [Res] El miedo del Señor es el inicio de la sabiduría: [Sin] son prudentes los que lo practican. [Tau] Su loa para siempre continúa.

Quizá te interese