Salmo 33

Aclamen justos al Señor

El cántico treinta y tres es una declaración de la gloria sublime del DIOS auténtico y autor de todas y cada una de las cosas, por el hecho de que el salmista David reconoce de nuevo la dependencia diariamente que la humanidad tiene de DIOS por ser el confeccionador de nuestra existencia.David sabía que se hallaba cumpliendo un objetivo sobrenatural mediante la clemencia del Padre divino, además de esto se precisaba de su ayuda para poder proseguir recibiendo sabiduría, inteligencia y comprensión divino para conseguir sortear cada una las circunstancias presentadas que le iban a forjar como un conquistador nato, quien liberaría a una nación entera de ejércitos contrincantes que quedarían derrotados y entregados en sus manos a raíz de la bella lealtad que existía en el salmista David, pues reconocía quien le daba cada una de esas victorias.El salmista hace un llamado en este salomo a toda la humanidad a sostener una veneración y un miedo reverente al DIOS de los cielos, que es el único que dispone de la vida y bienestar de cada una de las cosas que creo, tal como lo son los cielos, la tierra, los animales, humanos, y todo cuanto promueve a que la tierra pueda tener un ecosistema que en la actualidad sigue siendo en medida mínima saludable, a raíz de los diferentes inconvenientes que afectan la vida del planeta mas que se hallan presagiados en la palabra de DIOS como una parte del cumplimiento de exactamente la misma.A través de este escrito David deseaba hacer una oración de acción de gracias por ser escogido por DIOS entre tantas personas que pudo seleccionar para hacer algo grande. Como lo hizo , día a día debemos intentar de hacerlo , por el hecho de que si el día de hoy te hallas en este planeta es por el hecho de que tienes una asignación que te va a llevar a cumplir la meta de la vida eterna que el Padre divino ha prometido a cada uno de ellos de sus hijos.El salmista reconocía que todo cuanto existe en la tierra es intrascendente equiparado con la gloria de DIOS que día a día está a predisposición de sus hijos para actuar en su favor frente a la injusticia que se ha levantado en la tierra.Otro punto esencial que el salmista David tocaba en esta bella obra literaria encontrada en la biblia es una preciosa declaración que se hizo viva en su vida y que cada uno de ellos de nosotros debemos tener presentes a fin de que la llama de la esperanza jamás se apague pues la última palabra de cada situación que vivimos la tiene el Señor de señores. El salmista David enunciaba que multitud de pruebas llegan al justo, mas cada una de ellas es superada merced a la intervención divina del Padre divino que está presto a enseñar su poder y su amor inacabable para hacer justicia divina por sus elegidos.La contestación a todo ello es que DIOS te afirma ahora “no temas”, pues si pones tu mirada en las cosas eternas y en el Rey de reyes vas a ser más que campeón todos y cada uno de los días de tu vida en la tierra, y a raíz de tu obediencia tu vida se extenderá.

¿Cuál es el cántico treinta y tres?

SALMO trescientos treinta y uno Ovacionen, justos, al Señor;es propio de los buenos loarlo.2 Alaben al Señor con la cítara,toquen en su honor el harpa de diez cuerdas;3 entonen para él un canto nuevo,toquen con arte, profiriendo aclamaciones.4 Pues la palabra del Señor es rectay obra siempre y en todo momento con lealtad;5 ama la justicia y el derecho,y la tierra está repleta de su amor.6 La palabra del Señor hizo el cielo,y el aliento de su boca, los ejércitos celestiales;7 encierra en un jarro las aguas del mary pone en un depósito las olas del océano.8 Que toda la tierra tema al Señor,y treman ante él los habitantes del mundo;9 por el hecho de que lo afirmó, y el planeta existió,él dio una orden, y todo sobrevive.10 El Señor frustra el propósito de las nacionesy deshace los planes de los pueblos,11 mas el propósito del Señor continúa por siempre,y sus planes, durante las generaciones.12 ¡Feliz la nación cuyo Dios es el Señor,el pueblo que se escogió como herencia!13 El Señor observa desde el cieloy contempla a todos y cada uno de los hombres;14 mira desde su tronoa todos y cada uno de los habitantes de la tierra;15 modela el corazón de cada unoy conoce a fondo sus acciones.16 El rey no vence por su mucha fuerzani se libra el guerrero por su gran vigor;17 de nada sirven los caballos para la victoria:a pesar de su fuerza no pueden salvar.18 Los ojos del Señor están fijos sobre sus fieles,sobre los que aguardan en su clemencia,19 para librar sus vidas de la muertey sostenerlos en el tiempo de indigencia.20 Nuestra ánima espera en el Señor;él es nuestra ayuda y nuestro escudo.21 Nuestro corazón se regocija en él:nosotros confiamos en su santurrón Nombre.22 Señor, que tu amor descienda sobre nosotros,conforme a la esperanza que tenemos en ti.

Quizá te interese