Salmo 39

Del profesor de coro. De Iedutún. Cántico de David

El cántico treinta y nueve profesa una preciosa declaración de rendición a DIOS, por cuanto David no se sentía plenamente fuerte de hacer las cosas por él mismo. Entendía que en su lengua había poder para edificar o bien destruir, con lo que entendiendo la magnitud de su llamado hacía que DIOS escuchase su súplica para hacer de él una mejor persona y encontrarse capaz y aprobado por el Padre para seguir aventurándose al bello propósito que DIOS había dispuesto para hacer conocido su nombre durante la tierra, con la meta de que las personas a las que llegase entendieran que verdaderamente el poder del Padre divino se manifiesta en personas justas y apropiadas para tal fin.A pesar de sus pecados, lo único que solicitaba era un perdón auténtico que siempre y en todo momento fue concedido por DIOS, dado a que los rasgos de personalidad registrados en la vida de David, prueban meridianamente como el Padre divino puede actuar de forma sobrenatural en la vida de diferentes personas. DIOS no hace acepción de personas, con lo que has de estar preparado en tanto que tu puedes unirte al distinguido club donde el salmista David marcó tendencia en la mitad de una sociedad plenamente alejada a los propósitos divinos, con lo que el Padre divino precisaba levantar hombres ideales y completamente capacitados por el para mudar la historia de la humanidad.Sin duda alguna David es uno de ellos, por cuanto hoy en día se habla del nivel de devoción alcanzado por este hombre en todo instante, a sabiendas de que todo lo dejaba DIOS en su vida para hacer de él alguien con más favor del cielo y verosimilitud en la tierra.Cada día es una nueva ocasión donde nos direccionamos al propósito divino que DIOS tiene listo para nuestras vidas con lo que es parte integrante de un adiestramiento den donde el Padre divino pondrá personas que nos aproximarán a cumplir la meta asignada, y por qué razón no, asimismo a rebosarla, puesto que el padre divino conoce el deseo de nuestro corazón en alegrar el corazón del autor, quien al fin y al cabo confía en las capacidades con las que hemos sido dotados.DIOS deseó poner a David como un ejemplo esencial de que se puede humano y incluso de esta manera venerar y servir con furor al único y auténtico DIOS, puesto que este fue una profecía de lo estaría por acontecer bastante tiempo más adelante donde el Padre eterno mandó a su hijo a fallecer por nosotros para darnos la vida eterna y su paz auténtica.Entendiendo esto podemos saber que si el propósito de DIOS es lograr las ánimas, asimismo tenemos esa gran comisión a raíz de la asignación entregada en la que existen estrategias concretas que van a llevar nuestra vida al nivel de mayor bendición como jamás ya antes alcanzado, siendo protagonistas y testigos presenciales de que si el poder de DIOS estuvo con grandes personajes de la biblia, asimismo se halla a nuestra predisposición para activarlo y desarrollarlo en la sociedad que nos circunda para exaltar el nombre de DIOS.

¿Como es el cántico treinta y nueve?

SALMO trescientos noventa y uno Del profesor de coro. De Iedutún. Cántico de David.2 Yo pensé: «Voy a observar mi procederpara no sobrepasarme con la lengua;le voy a poner una mordaza a mi boca,mientras tenga delante al malvado».3 Entonces me encerré en el silencio,callé, mas no me fue bien:el dolor se me hacía insoportable;4 el corazón me ardía en el pecho,y a fuerza de meditar, el fuego se inflamaba,¡hasta el momento en que por fin debí charlar!5 Señor, dame a conocer mi finy cuál es la medida de mis díaspara que entienda lo débil que soy:6 no me diste más que un palmo de vida,y mi existencia es como nada frente a ti.Ahí está el hombre: es tan solo un soplo,7 pasa lo mismo que una sombra;s y también intranquiliza por cosas fugacesy acumula sin saber para quién.8 Y ahora, Señor, ¿qué esperanza me queda?Mi esperanza está puesta solo en ti:9 líbrame de todas y cada una mis maldades,y no me expongas a la mofa de los necios.10 Yo me callo, no me atrevo a abrir la boca,porque eres quien hizo todo esto.11 Separa de mí tus golpes:¡me consumo bajo el peso de tu mano!12 Tú corriges a los hombres,castigando sus culpas;carcomes como la polilla sus tesoros:un soplo, solamente, es todo hombre.13 Escucha, Señor, mi oración;presta oído a mi clamor;no seas indiferente a mi lloro,porque soy un huésped en tu casa,un peregrino, lo mismo que mis progenitores.14 No me mires con enfurezco,para que pueda alegrarme,antes que me vaya y ya no exista más.

Quizá te interese