Salmo 46

Del profesor de coro. De los hijos de Coré. Para oboes. Canto

El cántico cuarenta y seis expresa de nuevo una declaración de rendición total a Jehová por la parte del salmista David quien así se sentía no capaz para acercarse a DIOS, mas a pesares de ellos su veneración cara el Padre eterno no pasaba inadvertida, por cuanto desde el cielo se hacía celebración toda vez que este hombre se rendía completamente al autor de los cielos, por el hecho de que se sabía en en extremo que en aquel hombre se hallaba una lealtad como jamás se había registrado en tiempos recientes, y por su parte un corazón que fue considerado a la altura y medida de lo que DIOS busca.El caso de su corazón lo hacía mucho mayor en el cielo por el hecho de que la biblia afirma sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón por el hecho de que de él emana la vida, siendo esto una enorme verdad, puesto que lo de mayor interés para DIOS en la vida de un servidor y también hijo suyo es la pureza de corazón que este pueda tener.El salmista David se ocupaba de ofrecer un sacrificio auténtico de veneración mediante cada uno de ellos de esos versos que exaltaban la persona de Cristo, y por su parte determinaba lo que verdaderamente es el Padre divino, y a pesar de que se quedaba cortísimo aseguraba que es la persona que controla los tiempos, la vida de cada una de las personas, quien controla lo que ocurre aun en las guerras, siendo esto esencial, en tanto que en la mitad de estas, siempre y en toda circunstancia va a existir un país que procurará rebelar a el resto a sus desigQnios, lo que el Padre divino detesta pues no comparte su gloria con absolutamente nadie. Dada esta realidad tienes que saber que cada acción que eleves en veneración al Rey de reyes no va a ser en balde si la efectúas con un corazón entristezco y humillado.Cuando nuestras vidas se disponen en dejar a un lado los malos caminos y admitir a la persona de Cristo como único salvador de nuestras vidas, ocurre un nuevo nacimiento en nuestro interior, pues el pasado que se traducía en aquel viejo hombre perdido en recrees y vanidades muere, mientras que empieza a brotar una nueva vida con sentimientos, pensamientos, un ser normalmente reiniciado para iniciar de cero una nueva película; la película más apasionante de la vida donde DIOS y tu son los protagonistas, y juntos van a deber sortear distintas circunstancias para conseguir conseguir el premio y ese final que esperas de la película en la que Cristo se transforma en el mejor directivo y argumentista para llevar nuestra vida a puerto seguro.El cántico cuarenta y seis asimismo es conocido actualmente por cuanto se profesa en la ceremonia de ascensión de Cristo, y con sus poderosos versos se hace cargo de exaltar y agrandar al eterno único y auténtico DIOS, quien saca nuestras vidas de lo más profundo del hoyo, para trasladarla a una vida donde la ayuda, gloria y manifestación del poder de DIOS va a marcar tendencia como lo hizo en el salmista David, a lo largo de su temporada terrenal.

¿Cuál es el cántico cuarenta y seis?

SALMO cuatrocientos sesenta y uno Del profesor de coro. De los hijos de Coré. Para oboes. Canto.2 Dios es nuestro cobijo y fortaleza,una ayuda siempre y en todo momento rápida en los riesgos.3 De ahí que no tememos, si bien la tierra se conmuevay las montañas se caigan hasta el fondo del mar;4 si bien bramen y se agiten sus olas,y con su ímpetu sacudan las montañas.El Señor de los ejércitos está con nosotros,nuestro baluarte es el Dios de Jacob.5 Los canales del Río alegran la Urbe de Dios,la más santa Morada del Muy, muy alto.6 Dios está en medio de ella: jamás vacilará;él la auxiliará al despuntar la aurora.7 Tremen las naciones, se tambalean los reinos:él hace escuchar su voz y se deshace la tierra.8 El Señor de los ejércitos está con nosotros,nuestro baluarte es el Dios de Jacob.9 Vengan a contemplar las obras del Señor,él hace cosas fenomenales en la tierra:10 suprime la guerra hasta los extremos del mundo;rompe el arco, quiebra la lanzay prende fuego a los escudos.11 Ríndanse y reconozcan que soy Dios:yo estoy por sobre las naciones,por encima de toda la tierra.12 El Señor de los ejércitos está con nosotros,nuestro baluarte es el Dios de Jacob.

Quizá te interese