Salmo 5 – Oración matinal de protección

El Cántico cinco es considerado una oración al despertar, que el hombre reza para conseguir protección divina. Hace alusión al trabajo de Dios en lo que se refiere a proteger al justo del impío. La ruega es efectuada con la intención de sostener a los desalmados distanciados del salmista. Puede ser utilizada al empezar el día a fin de que este se desenvuelva de la mejor forma. Que absolutamente nadie intente mentir a quien prosigue el camino del Señor , que las patrañas que se afirmen no ocasionen ningún efecto, y que las trampas que aparezcan no alcancen su fin.Este cántico asimismo pertenece a la lista de composiciones que efectuó el Rey David, esta particularmente brotó bajo un estado y también ánimo controlado por el choque de la conducta del justo y el impío en la sociedad. El sentimiento puede apreciarse merced al cuidado poético que se empleó en su redacción.El cántico contiene 5 estrofas iguales distribuidas en los trece versículos. Los que son recitados correctamente si se entiende que es una oración de fe candente, conjuntadas con las protestas que provocan los impíos en los justos. Asimismo se lee con confianza pues se espera que Yahvé salga de todo lo malo, incluyéndolos. Cuando se habla de la confianza no se refiere a la se tiene el hombre igualmente sino más bien al que se le tiene a Dios, puesto que solo puede salvar a los justos frente a las traiciones de los contrincantes.

¿Qué es lo que significa cada versículo en el Cántico cinco?

Son trece versículos mas todos están agrupados en 5 secciones:Preludio: Llamado a Dios con el sacrificio de un despertar temprano (1-cuatro).Fe en Yahvé, por el hecho de que Él rechaza la maldad (cinco-siete).El hombre que es huésped del Señor (ocho-nueve).Maldad de sus contrincantes (diez-once).Felicidad del bueno (doce-trece).El salmista asevera que cada mañana a la hora más temprana empiezan sus oraciones y ruegas a su Dios. La forma en que se hace es fuerte y entrecortada, por el hecho de que se efectúa en el instante que no entiende su mérito, en que no se tiene suficiente confianza para encarar solo a sus contrincantes. Hay siempre y en toda circunstancia que tener en cuenta que el Rey del Cosmos ayuda de manera especial a las ánimas que son justas y que viven cumpliendo los ordenes de el Señor.En la segunda parte se aprecia la confianza que se tiene de ser oído, puesto que se sabe que Dios no protege a los desalmados. Yahvé es justo por consiguiente no puede sentir agrado por lo impíos ni puede complacerse de las malas obras. Ningún desalmado que naturalmente no obedezca la Ley divina, merece ser huésped del templo sagrado, ni ser parte de los banquetes del santuario. El salmista habla de sus contrincantes como personas desaprensivas, insensatas, desalmadas, mentirosas,  sanguinarias y tramposas.El Salmista resalta que su confianza se posa en la piedad de Dios, a fin de que su fuerza entre a su casa y se adueñe de sus miedos. Asimismo comenta que la razón por la cuál es tolerada su estancia en el santuario de Dios es por la clemencia del mismo cara los fieles y no por sus virtudes. De esta manera se aprovecha la oración para crear una conexión cariñosa con el salvador. Pese al temor y la preocupación que se expresa, no se consigue identificar que clase oposición tiene con los contrincantes. Sin importar un mínimo  la gravedad del choque entre el justo y el desalmado, el salmista demanda que sea liberado de sus obstáculos oscuros.En los penúltimos versículos se comenta la maldad de los impíos y la solicitud de que todos y cada uno de los planes con bajas pretensiones fracasen. Aquellas personas que pueden considerarse contrincantes son las que atacan con chismes y patrañas. Cuando charlan es tal y como si atrajesen a la muerte, de ahí que que afirma que su garganta es un sepulcro abierto. El salmista comprende que Dios va asistirlo puesto que estos calumniadores son verdaderamente contrincantes del Señor.Al terminar la oración es alegría que calma puesto que habla del triunfo de la justicia y el castigo de los pecadores. Cuando diríase que los justos van a ser protegidos pues aman “tu nombre” es pues aman realmente a la persona a la que le pertenece el nombre, en un caso así, Yahvé.

¿Cuál es el Cántico cinco?

SALMO cincuenta y uno Del profesor de coro. Para flautas. Cántico de David.2 Señor, escucha mis palabras,atiende a mis gemidos;3 oye mi lamento, mi Rey y mi Dios,porque te estoy suplicando.4 Señor, de madrugada ya escuchas mi voz:por la mañana te expongo mi causay espero tu contestación.5 Tú no eres un Dios que ama la maldad;ningún impío va a ser tu huésped,6 ni los orgullosos van a poder resistirdelante de tu mirada.Tú odias a los que hacen el mal7 y destrozas a los mentirosos.¡Al hombre sanguinario y traicionerolo aborrece el Señor!8 Mas , por tu enorme bondad,llego hasta tu Casa,y me postro ante tu beato Templocon profundo miedo.9 Guíame, Señor, por tu justicia,porque tengo muchos enemigos:ábreme un camino liso.10 En su boca no hay sinceridad,su corazón es perverso;su garganta es un sepulcro abierto,aunque adulan con la lengua.11 Castígalos, Señor, como culpables,que fracasen sus intrigas;expúlsalos por sus muchos crímenes,porque se han sublevado contra ti.12 De esta manera se van a alegrar los que en ti se refugiany siempre y en todo momento van a cantar jubilosos;tú resguardas a los que aman tu Nombre,y se van a llenar de gozo.13 Por el hecho de que , Señor, bendices al justo,como un escudo lo cubre tu favor. 

Quizá te interese