Salmo 70

Del profesor de coro. De David. En memoria

El cántico setenta representa una declaración hecha por el salmista David donde solicitaba por la intervención divina del Padre divino para ser librado de diferentes circunstancias en las que así como el pueblo de Israel no podían resistir. Un punto clave que consiguió hacer el eterno DIOS fue poner al salmista como la persona que llevase y rigiese los destinos del reinado local, con lo que no existe nada mejor que una autoridad primordial, rendida a DIOS, puesto que David tenía en sus manos y corazón las llaves que le dejaron ser librado de diferentes sucesos, puesto que se precisa un corazón entristezco y humillado para visualizar la mano y el poder de DIOS en las vidas, requisitos con los que el salmista David contaba y cumplía sobradamente en todos y cada demanda, con lo que siempre y en todo momento fue un orgullo para el Padre eterno contar con una persona de este calibre de lealtad.El sentimiento de lealtad del salmista David se transformaba en una necesidad, en tanto que sentía que si no lo hacía de esta forma entonces su vida no sería exactamente la misma por el hecho de que fue testigo de de qué forma el Señor lo liberó de distintas formas, mas además de esto se sentía en deuda por el hecho de que el solo hecho de percibir el regalo de la vida ya era bastante singular para entonces perder el enfoque y fallarle de forma grave a lo que se planteó a trabajar prácticamente sin reposo para llevar el mensaje de salvación y vida. No obstante en el instante de que ocurrieron los ataques en su vida, llegaba a sentirse solo y desprotegido ante las distintas manifestaciones en contra suya, en la que su veneración podía tocar el corazón de DIOS para poder intervenir en su vida.La oración del salmista era solicitar por la confusión y vergüenza de sus angustiadores, dado a que las promesas de DIOS aseguran que este va a levantar bandera de justicia, si bien el oponente pudiese conseguir avanzar metros en sus planes por terminar con la vida del ungido de DIOS. Hay que mentar que la historia de David se puede amoldar a la actualidad por el hecho de que día a día se levantan distintas pruebas y preocupaciones que ponen a prueba nuestro nivel de confianza en DIOS, y esto es tan real que lo podemos probar de forma veloz, mas la diferencia va a estar en la resolución que tomemos como mecanismo de defensa, que conforme los principios de DIOS, ha de ser a toda costa clamar con mucha solidez frente al Padre eterno por su intervención para salvar nuestras vidas.Así como sucedió en la vida del salmista David, cada uno de ellos de nosotros fuimos elegidos por el Padre divino para cumplir a cabalidad su plan perfecto en nuestras vidas, lo que ocurre es que el Padre es tan cariñoso que no nos fuerza a nada, mas una vez admitido el reto hay que resaltar que vamos a pasar a vivir la mejor aventura de nuestras vidas, en la que van a existir contrariedades en diferentes instantes, mas donde el Padre divino nos ha asegurado absolutamente la victoria perfecta.

¿Cuál es el cántico setenta?

SALMO setecientos uno Del profesor de coro. De David. En memoria.2 ¡Líbrame, Dios santo!¡Señor, ven pronto a auxiliarme!3 Que se abochornen y sean humilladoslos que desean terminar con mi vida.Que reculen confundidoslos que desean mi ruina;4 que vuelvan la espalda abochornados los que se ríen de mí.5 Que se alegren y regocijen en titodos los que te buscan;y afirmen siempre y en toda circunstancia los que desean tu victoria:«¡Qué grande es nuestro Dios!».6 Yo soy pobre y miserable:ven pronto, Dios mío;tú eres mi ayuda y mi libertador,¡no tardes, Señor!

Quizá te interese