Salmo 80

Suplica por la restauración

El cántico ochenta es una ruega por la restauración de Israel, que puede ser asimismo exactamente la misma iglesia. Representa el amor que tiene Yahvé con su pueblo. En el año setecientos veintiuno 3 tribus, Efraim, Bejamín, y Emanases, fueron tomadas cuativas por los asirios. Estas desapariciones tomaron por sorpresa al pueblo de Juda y lo dejaron decaído, puesto que pasaban por un riesgo afín con el ataque del ejercito Sargón conminaba con ocasionar exactamente el mismo daño al reino de Ezequías.La tristeza del poema es tangible cuando se habla de los cautivados y las tribus que perdieron, y todo estos eran descendientes del glorioso Jacob. Dios está en el cielo mas desde allá observa y se ocupada de las situaciones en la tierra, su soberanía la supone el salmista quien solicita que se haga algo urgente con Israel y su  gente. Se sabe que un acto benevolente puede salvar al pueblo escogido, que si bien haya pecado se recuerdan los actos del éxodo y en la conquista de canaán.El  Poema tiene 5 estrofas:*La Ruega para reestablecer las tribus del norte.* Relato de Israel humillado por oponentes de Dios.*Viña de Yahvé transportada del Egipto a Canaán.*Plegaria de protección para Israel.

Seis aspectos en los que se puede utilizar el cántico 80

Sirve para Meditar:Invita a meditar sobra la historia enigmática de Israel y el valor que consigue el sufrimiento humano en ella. Es un tanto irónico imaginar a un salmista desilusionado con Dios por permitir la destrucción de su pueblo mas al tiempo pidiendo desconsoladamente que se haga presente. Y la oración a sido escuchada puesto que Dios mandó a su hijo a salvarnos. De ahí que debemos decir la oración en voz alta a fin de que el Señor medre nuestra fe y demos frutos de bien mediante su luz.Sirve para Orar:Cristo tu nos guías en la vida con tu iglesia y tu amor en nosotros mismo. Ven a nuestra ayuda en el instante que precisemos más, lúcida tu soberanía en nosotros, levantanos del suelo. Dios de clemencia ¿Por qué razón dejas que nuestra vida se llena de lloro?, ¿Por qué razón incluso no comprendes nuestra ruega? Somos los desposeídos, los seguidores de tus acólitos.  Vuelve a nosotros para darle sentido a estas lagrimas, a fin de que las pruebas que vengan se transformen en la poda que haga un fruto más rebosantes.Sirve para la Contemplación:“Haz relucir tu semblante y sálvanos”, cuan bastante difícil y peligroso es querer a un Dios que tiene un corazón impuro, pese a todo, gran soberano ten piedad de nosotros, pues esa es nuestra confianza y nuestra fe, tu benevolencia.Sirve para la Vida:Repetir el versículo veinte de cántico ochenta “Que reluzca tu semblante y vamos a ser salvados”.Sirve para la Lectura Espiritual:El cántico ochenta es un canto de amor que expresa con imágenes emocionantes la relación que tiene Dios con su pueblo. Pese a estar bajo actitudes que vejan y exilios, Israel se complace de ser la comunidad que Dios ama y que resguarda, pues Él es leal y un digno ejemplo de fidelidad. La historia que acá se cuenta puede ser la nuestra con él mismo, pues si se cambia el nombre la villa por la palabra iglesia o bien nuestro nombre, podemos ver reflejada nuestra conexión con Yahvé.

¿Cuál  es el cántico ochenta?

SALMO ochocientos uno Del profesor de coro. Conforme la armonía de «Los lirios». Testimonio. De Asaf. Cántico.2 Escucha, Pastor de Israel,tú que guías a José como a un rebaño;tú que tienes el trono sobre los querubes,3 reluce entre Efraím, Benjamín y Manasés;reafirma tu poder y ven a salvarnos.4 ¡Restáuranos, Dios de los ejércitos,que reluzca tu semblante y vamos a ser salvados!5 Señor, Dios de los ejércitos,¿hasta en qué momento va a durar tu enfurezco,a pesar de las súplicas de tu pueblo?6 Les diste de comer un pan de lágrimas,les hiciste tomar lágrimas a raudales;7 nos entregaste a las disputas de nuestros vecinos,y nuestros contrincantes se burlan de nosotros.8 ¡Restáuranos, Señor de los ejércitos,que reluzca tu semblante y vamos a ser salvados!9 Tú sacaste de Egipto una parra,expulsaste a los paganos y la plantaste;10 le preparaste el terreno,echó raíces y llenó toda la zona.11 Las montañas se cubrieron con su sombra,y los cedros más altos con sus ramas;12 extendió sus sarmientos hasta el mary sus retoños hasta el Río.13 ¿Por qué razón has derruido sus cercospara que puedan asaltarla todos y cada uno de los que pasan?14 Los cerdos salvajes del bosque la devastany se la comen los animales del campo.15 Vuélvete, Dios de los ejércitos,observa desde el cielo y mira:ven a visitar tu parra,16 la cepa que plantó tu mano,el retoño que hiciste robusto.17 ¡Que mueran frente al fervor de tu miradalos que le prendieron fuego y la talaron!18 Que tu mano mantenga al que está a tu derecha,al hombre que robusteciste,19 y jamás nos apartaremos de ti:devuélvenos la vida y también invocaremos tu Nombre.20 ¡Restáuranos, Señor, Dios de los ejércitos,que reluzca tu semblante y vamos a ser salvados!  

Quizá te interese