Salmo 85

Suplica por la clemencia de Dios sobre Israel

El cántico ochenta y cinco trata de la situación que quedó cuando sucedió el exilio en Babilonia, mostrando la dificultad solicita que Israel sea de nuevo glorioso. De la misma manera que en el cántico ochenta y cuatro acá se expresan las ventajas que se consiguen al estar cerca de Dios, mas la diferencia entre una oración y otra es que en la precedente solo se habla del templo, en un caso así se explica que con solo estar con Yahvé ya eres dichoso y que en este poema después de decirlos empieza una ruega por la restauración del pueblo escogido.También se le agradece a Dios pues merced a su poder y clemencia los que eran cautivos volvieron a Israel olvidando los pecados que habían cometido. Un caso claro de la piedad de Yahvé pues el pueblo debería tener un castigo considerablemente más severo del que le tocó. La ruega se centra en la restauración de Israel, cuando muestra la ayuda del pasado, contempla nuevamente el presente que es triste y doloroso por las heridas que quedaron con la repatriación de los asilados.Con esa imagen lamentable el salmista muestra su enfurezco y ruega que se acabe la restauración de Israel puesto que el trabajo de Dios semeja haber quedado a medias. Desea que la vida vuelva al pueblo conforme las historias salvíficas, de esa forma Jerusalém va a poder disfrutar nuevamente en la gloria de Dios. Que la totalidad de vida pueda apreciarse es una muestra de la gracia de Yahvé y una manifestación de clemencia.  En confianza y con fe en la piedad del muy, muy alto le solicita que le asista, que auxilie a su “heredad”.El salmista tiene esperanzas, y con estilo profético anuncia que Dios se manifestara en la tierra para darle una contestación a la oración del deseoso versista. Va a haber palabras de paz y se gozara de ella mas solo aquellos que sirvan de corazón al Padre Divino, por el hecho de que toda la ira y el resquemor va a haber pasado y olvidado.  Aquella actitud sigilosa había sido mantenida solo de forma temporal por el hecho de que ahora el pueblo escogido va a ser llenado de favores del mismo Rey del cosmos.Gracias a la intervención divina se hallarían 2 partes esenciales a fin de que esto ocurriese, la piedad del Señor a sus hijos, y la lealtad de ellos a su Padre. La consecuencia va a ser la lealtad de toda la sociedad para Dios y de este modo intentar corresponder con la justicia que Él ha efectuado. Aparte de que la ética y espíritud de los hombres cambiara para bien, los resultados asimismo se van a ver reflejados en el suelo de la tierra que aflorase y va a dar frutos para ofrecer el bien  y la bendición de la benevolencia de Dios.El salmista utiliza la perspectiva de los augurios proféticos que salvíficos para representar a Yahvé entre su pueblo llevando a su lado la justicia y la paz que forman una parte de su guarda honra. El cántico cierra con palabras emotivas, emociones y todo bajo el carácter salvífico.

¿Cuál es el cántico ochenta y cinco?

SALMO ochocientos cincuenta y uno Del profesor de coro. De los hijos de Coré. Cántico.2 Fuiste favorezco, Señor, con tu tierra,cambiaste la fortuna de Jacob;3 excusaste la culpa de tu pueblo,lo exculpaste de sus pecados;4 refrenaste tu indignacióny mitigaste el ardor de tu enfurezco.5 ¡Restáuranos, Dios, salvador nuestro;olvida tu inquina hacia nosotros!6 ¿Estarás enojado por siempre?¿Sostendrás tu ira eternamente?7 ¿No volverás a darnos la vida,para que tu pueblo se alegre en ti?8 ¡Manifiéstanos, Señor, tu misericordiay danos tu salvación!9 Voy a proclamar lo que afirma el Señor:el Señor promete la paz,la paz para su pueblo y sus amigos,y para los que se transforman de corazón.10 Su salvación está muy cerca de sus fieles,y la Gloria habitará en nuestra tierra.11 El Amor y la Verdad se hallarán,la Justicia y la Paz se abrazarán;12 la Verdad aflorará de la tierray la Justicia va a mirar desde el cielo.13 Exactamente el mismo Señor nos va a dar sus bienesy nuestra tierra generará sus frutos.14 La Justicia va a ir delante de él,y la Paz, sobre la huella de sus pasos. 

Quizá te interese